Querida Marca,

Ayer te decía que contextualizaras y me dijiste que el concepto se te hacía bola, que tú lo que sabes es vender, no pensar en todo eso. Te lo voy a poner más fácil. Cuando estés por aquí, si quieres vender, deja de vender, y empieza a conectar.

Piensa en todo esto como una forma de conocer gente interesante, de intentar integrarte en su círculo, y de aportar. Si lo haces bien, conectarás y crearás conexiones. Y de esas conexiones, igual salen más cosas. Conversaciones (en las que podrás explicar mejor qué haces), contactos (que te podrán abrir la puerta a oportunidades), ventas, e incluso recomendaciones (que serán las que te permitirán ampliar el círculo y repetir el bucle). Vamos, eso que al final paga las facturas.

Pero hay que ir pasito a pasito. ¿O acaso tú le dices “vente a casa conmigo” al primero que te cruzas por la calle cuando tienes ganas de mambo? Pues aquí, parecido. Que la gente viene solo “a bailar”, no necesariamente “a pillar”. O al menos, no contigo.

Mucho ánimo!

Cuídate.

Abrazo,

L.

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!