Querida Marca,

¿sabes quién va a sobrevivir a esta situación que estamos viviendo? Como diría nuestro amigo Javi, “La palmera que se dobla pero aguanta el huracán“. ¿Y sabes qué hace a la palmera tan resistente? Entre otras cosas, que en lugar de tener unas pocas raíces muy largas y profundas, tiene muchas raíces pero más pequeñas. Sacrifica tamaño por densidad.

Haz tú lo mismo. Lucha porque tus raíces sean numerosas, pero densas, bien conectadas, cercanas a ti. No te obsesiones con tener la raíz más grande y profunda de la playa. Es mejor tener la raíz más corta (pequeña) y más poblada, especialmente ahora que vivimos sobre la arena. Eso hará que tu base sea más densa, se agarre mejor al suelo, y sea más pesada. Y eso te ayudará a ser más resistente a las tormentas.

Cuídate!

Abrazo,

L.

PD.- Por cierto, ¿te veré en el webinar de mañana? Lo digo porque esto lo he metido en una de las diapositivas que usaré, no te sorprendas!

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!