Querida Marca,

En este mundo regido por algoritmos que, como dice Rosalía, se dedican a recomendarnos solo aquello que se parece a lo que nos ha gustado antes, te animaría a jugar, si no a contra-corriente, al menos a corriente propia.

No pierdas la vida por intentar meterte en el trending topic de turno, en el challenge de moda o en el baile del día, dedica tu energía mejor en intentar crear el tuyo y que se convierta en todo eso. Lo primero es meterte en un río que pasa demasiado rápido y en el que cada gota de agua es indistingible de la anterior, y la otra es crear un charco en el que tu público quiera bañarse.

Obviamente lo ultra-super-mega dificil aquí es SABER qué es lo que ese público tuyo quiere, y más justo ahora que puede ser que ni siquiera ellos lo sepan, pero ahí está el quid de la cuestión.

En cualquier caso, piénsalo, si te integras en la masa, quizás consigas que el contador de visualizaciones suba, pero es el contador de visualizaciones de la red social, no el tuyo. Tu contador (el de los recuerdos creados, el de las visitas a tu perfil, a tu web o a tu tienda) posiblemente ni se menee, porque para conseguir esas “visualizaciones” has tenido que mimetizarte con otras muchas marcas y hacerte indistinguible.

Pregúntate, Querida, puestos a trabajar, ¿prefieres trabajar para que esa red social crezca… o trabajar para ti y para tus usuarios? Pues eso…

Cuidate!

Abrazo,

L.

PD.- El riesgo que corres si sale mal es el de pasar desapercibida. Pero ese riesgo ya lo estás viviendo hoy con tu apuesta por integrarte, así que no debería preocuparte demasiado. Y además, a una mala, estarías dibujando un camino propio, y eso, en sí mismo, ya #EsBien.

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!