Querida Marca,

el otro día compramos una barra de pan en un supermercado. Era una barra de pan “gourmet”, hecha con masa madre. Pero cuando, ya en casa, me leí los ingredientes, se me cayó el alma a los pies. Literalmente la etiqueta decía “masa madre INACTIVA“.

O sea, que la usaron solo para darle acidez y así poder decir que era un pan con masa madre, aunque siguiera siendo un pan mediocre cargado de levadura. Para mí, eso es un engaño. Es como si en un juguete a pilas te meten unas pilas gastadas y anuncian en la caja, con letras bien grandes, “pilas incluidas”

Querida, si detectas una tendencia (como el interés por panes de calidad, de fermentación lenta y elaborados con masa madre) y la quieres seguir, hazlo de verdad, no haciendo trampas. Porque cuando se descubra tu truco – y puedes estar segura que se va a descubrir – no solo va a afectarte a ese producto, sino a toda tu marca.

Porque si me mientes con esto, ¿quién me garantiza a mí que no me estás mintiendo en otras cosas también? Y nadie quiere hacer tratos con tramposos, Querida. No caigamos nosotros nunca en esto, por favor.

Abrazo!

L.

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!