Querida Marca,

Ayer lanzaba al aire dos mensajes aparentemente contradictorios, aunque en el fondo yo creo que no lo son.

Por un lado, en el [POST] semanal de CalvoConBarba.com copi-pegaba una cita del libro que estoy leyendo estos días, Sapiens, que por cierto te recomiendo: “contar relatos efectivos no es fácil. La dificultad no estriba en contarlos, sino en convencer a todos y cada uno para que se los crean.

Por otro lado, celebraba en mis redes que la gente de Mandarina Brand Society recopilaba en una web específica las charlas que dimos en #TheBrandSessiones en Mallorca, en los que precisamente yo hablaba de “La fuerza de una buena historia“.

Me he vuelto a ver mi charla, y creo que en el fondo en ambos casos decía lo mismo. NECESITAMOS contar historias. Esa es la forma primitiva de comunicarnos para la que nuestros cerebros están cableados. Pero necesitamos que sean buenas y creíbles si queremos que sean útiles a nuestros objetivos y dejen recuerdo o generen cambio. Cualquier otra cosa es relleno, que justo le va para ser contada una tarde tonta alrededor de la hoguera y poco más.

Si cuentas historias, que sean buenas.

Cuídate!

Abrazo,

L.

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!