Querida Marca,

Ayer volví a dar una charla con público. La primera desde el confinamiento. Fue en el Maestrat, y estuvo muy bien. Se celebró en petit comité, en un lugar precioso, con todas las medidas de seguridad posibles (toma de temperatura, desinfección, distancia, mascarillas, coffe break en bolsitas individuales, etc, etc) que quizás lo hacen un pelín incómodo, pero gracias a eso volvimos a vernos las caras y a sentir la reacción en directo a lo que les contaba.

Es verdad que no es lo mismo subirte a un escenario delante de 1.500 personas (como fue, por ejemplo, el congreso de APD en Bilbao), que hacerlo en el Santuario de la Virgen de la Salud en Traiguera delante de 28 personas, pero lo importante es que se hizo y que les aportamos valor.

Quizás también tú, en lugar de tener tan presente lo que antes hacíamos y ahora NO podemos hacer, deberías empezar a pensar en lo que SÍ podemos hacer y en cómo sacarle partido.

Quizás lo que antes era algo “de masas“, puedes convertirlo en algo selectivo. Preparado con el mismo cariño, pero solo para tus mejores clientes, o solo para socios, o solo para quien tú quieras. Porque siempre podrás además grabarlo y publicarlo posteriormente, o lanzarlo en streaming para todos los demás. Pero hacer sentir especiales a quienes para ti son especiales, sin perder de vista al resto, es siempre un gran plan.

De hecho, la semana que viene doy otra en Eibar con ese mismo enfoque.

Y creo que es un buen enfoque.

Hablamos.

Cuídate!

L.

¿Quieres que te ponga en copia oculta en los siguientes? ¡No problemo!

¡Ponme en copia!